// echo out all of the post content

El entrenamiento de fuerza es fundamental para el rendimiento deportivo. En el caso concreto de correr, nuestro deporte favorito, existen evidencias científicas y clínicas de que sin fuerza no hay carrera. A medio plazo, no es posible pretender mejorar el rendimiento sin entrenar la fuerza correctamente. Tal y como se explica en Entrenamiento y Rendimiento, un entrenamiento de carrera sin el adecuado entrenamiento de fuerza conlleva al rendimiento deportivo comprometido. Este hecho es especialmente evidente en atletas veteranos, en los que la edad viene asociada ineludiblemente a una pérdida de función muscular. Es más, cada día tengo más claro que el mayor margen de mejora en el atleta veterano radica en un eficiente entrenamiento de fuerza. Sin embargo, cualquier entrenamiento de fuerza no es válido, y hemos de ser puristas y exigentes con la forma de entrenar la fuerza.

Podríamos mencionar varias claves en el entrenamiento de fuerza, pero sin duda una de las más importantes es Ajustar la fuerza (tensión) al rango. La fuerza que es capaz de hacer la fibra muscular varía en función del rango. Por lo tanto no podemos trabajar con el misma carga los primeros rangos que últimos. Una buena máquina será capaz de ajustar tensión al rango de trabajo. Habitualmente en los gimnasios no hay máquinas con tales prestaciones. En video aparece una máquina capaz de mantener tensión constante de trabajo en todo el rango contráctil del músculo. Una joya recién adquirida para Rendimiento NeuroMuscular en Madrid, un sueño hecho realidad que no acaba más que comenzar. El trabajo incansable, intenso, y con pasión que estoy seguro cambiará los paradigmas clásicos del entrenamiento de fuerza.

Performance Luis del Águila

Ver todos los post

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *