// echo out all of the post content

Uno de los grandes aspectos olvidados en el entrenamiento del corredor es la fuerza. En el 99% de los corredores, hay un desequilibrio brutal entre el entrenamiento de carrera y el entrenamiento de fuerza. Tanto es así, que en la mayoría de los casos incluso el entreno de fuerza es totalmente inexistente. A pesar de ello, el corredor, insiste en mejorar, centrando todo el entrenamiento en la carrera, sin caer en la cuenta de que sin fuerza el margen de mejora está comprometido. Además, centrando el entrenamiento únicamente en la carrera, el corredor ya no sólo deja de mejorar el rendimiento, sino que empeora como consecuencia de las lesiones provocadas por un deficiente equilibrio fuerza / carrera en el entrenamiento.

El objetivo de este video-blog www.performance.luisdelaguila.com como ampliación de la web/blog ya existente www.luisdelaguila.com es transmitir al corredor la importancia del entrenamiento de fuerza; mostrar cómo trabajar debilidades y desequilibrios musculares habitualmente encontradas en corredores. El trabajo de fuerza muscular será crítico para conseguir la máxima eficiencia de nuestro entrenamiento de carrera, y sólo así podremos seguir mejorando nuestro rendimiento.
Con estas premisas, el próximo 24 de Septiembre haremos un Seminario de Fuerza con el objetivo de aprender a incorporar el entrenamiento de fuerza en un plan de entrenamiento de carrera. Más información en Seminario de Fuerza.
Es muy habitual observar entrenamientos enfocados únicamente en la carrera, y aun en el mejor de los casos, además se observa una deficiente calidad en el entrenamiento de fuerza. El trabajo de fuerza es el gran desconocido por el corredor. Un rendimiento óptimo en cualquier actividad deportiva, en cualquier gesto deportivo, incluido el gesto de la carrera, depende de la capacidad muscular de cada uno de los músculos implicado en el mismo para realizarlo.
No caigamos tampoco en el error de intentar trabajar la fuerza dentro gesto deportivo. En otras palabras, la fuerza no se trabaja corriendo, sino con un entrenamiento específico para ello fuera del gesto deportivo. Una vez hemos trabajo la fuerza de forma eficiente, es cuando seremos capaces de incorporar esta fuerza al gesto deportivo; a la carrera.
En conclusión, sin fuerza el rendimiento de carrera estará comprometido. Además, con el tiempo, la falta de fuerza desencadenará en lesiones, y como consecuencia en la bajada de nuestro rendimiento. En la búsqueda de rendimiento óptimo es fundamental que exista un equilibrio entrenamiento de fuerza con el entrenamiento de carrera.

Bienvenidos al apasionante mundo de la Fuerza para el Corredor.

Performance Luis del Águila

Ver todos los post

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *